Un enemigo de las dietas, la ghrelina

Nuestro cuerpo fue desarrollado para una vida más dura de la que llevamos en la actualidad, conseguir los alimentos en la prehistoria era un tanto más difícil que ahora, y no solo se pasaban grandes periodos sin comer sino que las largas caminatas y esfuerzos terribles para cazar sus alimentos nos hablan de una vida mucho más activa que la actual.

hombre prehistorico

Para evitar morir o enfermar, el organismo diseñó efectivos métodos de defensa que aún siguen vigentes en la cómoda vida de hoy, existen hormonas que nos dicen cuando comer o parar de hacerlo, solo que ahora tenemos los alimentos a no más de cinco pasos para saciar nuestras necesidades.

La ghrelina también conocida como hormona del hambre, es sintetizada por las células epiteliales del estómago y estimula la secreción de la hormona del crecimiento, regula la energía, envía señales al cerebro para incitar al consumo de alimentos y prepara a los órganos del aparato digestivo para la digestión.

La presencia de esta aumenta antes de las comidas, generalmente entre 3 o 4 horas después de la anterior ingesta de alimentos y disminuye durante los procesos digestivos provocando la sensación de saciedad.

dieta para bajar de peso

En la mayoría de los casos está relacionada con el fracaso de las dietas y la obesidad, no solo se producen niveles altos de ella cuando se provocan largos periodos de ayuno sino también cuando se producen descensos abruptos de peso, ya que el cuerpo se resiste a que ello ocurra, esto también es causal del efecto rebote o yo yo, como comúnmente se conoce al rápido aumento de peso luego de abandonar una dieta.

hambre para adelgazar

Aquellas dietas restrictivas destinadas a bajar de peso rápido, que se basan en suprimir alguno de los tres grandes grupos de alimentos, son las que mayormente provocan los aumentos de ghrelina en el cuerpo, debido a que estos grupos alimenticios son los que hacen descender sus niveles y las proteínas e hidratos de carbono provocan una mayor reducción de los mismos que la grasa, por eso se deben evitar por todos los medios aquellas dietas que supriman o reduzcan el consumo de carbohidratos al mínimo.

Este libro, repleto de sabiduría y amor, está escrito por un hada que lleva años trabajando con plantas y aceites esenciales. Desde la recolección de las plantas hasta la elaboración de los medicamentos, aprenderemos lo necesario para hacernos con el botiquín natural que no debería faltar en ningún hogar.

clic ahora!

Como dije no solo provoca la sensación de hambre, además regula la energía ralentizando el organismo en general, principalmente para evitar gastos de calorías innecesarios y provocar una disminución de la actividad para una digestión correcta.

Esto último provoca la reducción de la capacidad del cuerpo para quemar grasas, con la finalidad de conservar las reservas para los tiempos de escasez que el organismo supone que se avecinan.

frutas

Por lo visto, para que una dieta sea efectiva debemos mantener a raya la ghrelina, para ello es fundamental que la misma sea equilibrada, consumiendo las cantidades de macronutrientes necesarias (60% carbohidratos, 30% de grasa y 10% de proteína), observando siempre que los hidratos de carbono sean de buena calidad, provenientes de frutas y verduras y las grasas, de origen vegetal, como oliva, palta o frutos secos.

Es fundamental además comer cada 3 horas aproximadamente, que el desayuno sea a base de carbohidratos y algo de proteínas, de esa manera se reponen los niveles de glucógeno y reduce la ghrelina, en el almuerzo consumir vegetales con almidón como el broccoli, coliflor, zanahorias etc. Arroz integral, cus cus y proteínas preferentemente magras como pollo y pescado, lo mismo el resto del día cambiando a la noche el almidón por verduras de hoja, llevando este tipo de alimentación durante 6 días a la semana y 1 día, saciando los antojos provocamos la reducción del hambre y ansiedad.

Algo muy importante es elegir un tipo de alimentación que podamos seguir de por vida, de esa manera evitaríamos los abruptos cambios de peso provocados por dietas muy restrictivas que solo provocan irresistibles ansias de consumir comidas hipercalóricas, además que esos cambios frecuentes provocarían daños irremediables para la salud.

carasignature-1

el botiquin de las hadas
como preparar tus remedios volviendo a la vida natural, consiguelo solo en Amazon

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s